miércoles, 25 de enero de 2012

Verdadera vocación

Lo pienso a diario. Mi verdadera vocación no es escribir, comunicar ni ejercer como relaciones públicas. Es leer.

Debí haber dirigido mis pasos hacia otro trabajo: lectora profesional. Sí, sí, existe dicha actividad y está remunerada (o lo estaba, que con lo barato que andan estas tareas...). Consiste en leer con criterio y saber discernir las historias buenas de las malas. Las bien escritas de las mal escritas.

¿Quizá esté a tiempo? ¿Quizá deba intentarlo? Sería feliz, en la cama, calentita, horas y horas pasando las hojas.

Mientras sueño, sigo leyendo.

Resulta fascinante recuperar lecturas de ese genio llamado Gabriel García Márquez. Paladeé El amor en los tiempos del cólera, pura poesía; y pienso ya en volver a la mágica y maravillosa historia de la saga de los Buendía en Cien años de soledad.

Continúo regocijándome en ese punto de melancolía y tristeza de la literatura oriental. Ahora me toca Kinshu. Tapiz de otoño, que me recomendó Aída, de la librería A Punto (www.apuntolibreria.com). Es una historia tan triste que duele de veras.

De la misma editorial, Ediciones Alfabia, es Sukkwan Island. La historia de un padre y un hijo que me robó una omatopeya de auténtico susto. Creo que no me había sucedido hasta entonces. Muy recomendable pese a la dureza.


Y diré que La Ladrona de libros me encantó. Y que si no alcanzo mi primer sueño, no estaría mal convertirme en esto último. Asaltaría, claro, librerías. Si bien... tendría que hacerlo de noche o disfrazada con ingenio, porque me conocen en una sí y en otra también.

Sueño con leer.

viernes, 20 de enero de 2012

Pinchar, cocinar y ¡listo!

Hace apenas unas semanas recordé una escena familiar. Aquella que protagonizábamos en ocasiones muy especiales. Entonces, nuestra madre nos sorprendía con una fondue. El salón se llenaba del olor a alcohol de quemar, carne, salsas y diversión.

Compartir con mis padres y hermanos esta atracción dominical, es otro de mis gratos recuerdos de infancia. Me encantaba preparar diferentes salsas con ella: tártara, vinagreta con las verduritas en trocitos minúsculos, con mostaza... Luego, cada uno nos pedíamos un pincho marcado por un círculo de un color diferente y comenzaba el festín. Y las risas por las confusiones entre los colores.

Recientemente, he revivido esa escena, pero en otro escenario, con otra compañía. Y es que Le Pain Quotidien (www.lepainquotidien.es) ha introducido esta propuesta en su carta de cenas.

De queso fundido en el que se sumergen mini patatas y verduras cocidas. 
También de ternera y cinco salsas.


Y claro, el pan, característico de esta casa belga expandida en medio mundo y que apuesta por lo eco.



 Un pan que a mí me resulta irresistible y del que no dejé ni una miga -creo-. 

Los golosos pueden enloquecer (o casi) con el chocolate -negro o blanco- con frutas naturales y variadas.


Sin duda, le diré a mi madre que deberíamos recuperar nuestras fondues dominicales...

(© Fotos Le Pain Q.)


E ir a desayunar a este lugar que cada vez me gusta más y que descubrimos en Nueva York.

domingo, 15 de enero de 2012

Ay, esas calorías...

No me preocupaban hasta que superé los 30 y tomé conciencia de cuánto me gusta comer. Sigo sin contarlas por no quebrarme la cabeza ya que nunca se me dieron bien los números, pero lo admito: las calorías y yo no nos tenemos simpatía.

En este nuevo año, junto con el propósito de ser rabiosamente feliz, he formulado otro: cuidarme. He decidido, además, hacerlo de forma deliciosa. ¿Contradicción? No, se llama coctelería, sí, pero muy equilibrada. 

Me dan las claves amigos como Carlos Moreno de O'Clock. Él propone una declaración de principios llamada ‘El Tipito’. Consta de 8 cl. de champán, 4 de zumo natural de fresas, 2 de infusión de té verde y tan sólo uno de sirope de agave. Realmente ligero.

(© Foto O'Clock)

Pablo Collantes, en Vintage y antes, precisamente compañero de batallas de Moreno, lo hace con un ‘Mojito mejicano’. A base de tequila blanco, se acompaña de zumo de lima, sirope de agave, una ramita de hierbabuena y agua con gas. 

Para quienes no se resisten a un gin tonic, desde Ramsés, James Misajel hace hincapié en una alternativa: pedirlo con QTonic, que reemplaza el azúcar por agave orgánico. 
(© Foto QTonic)

Cuenta, por tanto, con tan sólo 24, es decir, un 60% menos que el resto e inferior a la mitad de una manzana. Aunque, este barman destaca que 60 ml de ginebra aproximadamente suponen 157.

Y es que las calorías vienen marcadas por el azúcar y los gramos de alcohol puro que, añade Javier de las Muelas de Dry Martini es igual se trate de la bebida que se trate. Su propuesta se llama ‘Beer&Berries’, sugerente mezcla con 45 calorías y rica en ingredientes antioxidantes. 

(© Foto Dry Martini)

Son concretamente: unas gotas de zumo de lima, 1 cl de sirope de fresa, 3 de zumo de pomelo rosa, 8 de zumo de arándanos, 15 de cerveza San Miguel 0,0 Manzana y 6 frutos rojos para adornar.

martes, 10 de enero de 2012

Ciudades soñadas

Hay ciudades en las que sé que podría vivir. Ya, en este preciso instante. Imagino otra existencia, marcada por otros ritmos. Diferente, todo sería diferente.

Son Berlín, Ámsterdam y a ratos, Barcelona o Nueva York. Más cerca y quizá, por ello, arroja mayor verosimilitud, Bilbao.

Caminaría con la calma que, en Madrid, se escapa por mil y una ranuras. Sin advertir su fuga.

Visitaría a cada rato La Alhóndiga (www.alhondigabilbao.com).  



Observaría los recovecos que muestran aéreos nadadores.


Lectores imperturbables.


Veloces ciclistas.


Luces brillantes.


Y grúas.


Me quedaría con cosas terrenales como compartir el aperitivo en el Iruña, claro.


Con el sabor de tomates en forma de la mitad del corazón. La otra, está al lado.


No dejaría de abrir la boca y los ojos (mucho) al advertir el mar tras el cristal del coche.

(© Fotos Cardamomoyclavo)


Y sentir que fuera hace frío. Bilbao, ciudad soñada.

domingo, 8 de enero de 2012

Pese a todo

Pese a los días grises que se sienten de vez en cuando. Y a esas cosas feas que a veces parecen la norma. Pese a todo ello, Madrid sigue siendo una ciudad hiperactiva. Lo es gracias al tesón de multitud de emprendedores que no temen, que arriesgan y que se atreven.

Y la ciudad se llena de nuevas direcciones que apetece conocer. Éstas son algunas de las pistas que, más pronto que tarde, descubriré.

DO (Fernando VI, 13. www.dodesign.es). Porque me gustan los lugares con alma en los que domina un aire de naturalidad, de belleza sin importancia.


Intuyo que éste lo tiene; y que invita a dejarse contagiar por un estilo de vida que hace el día a día, sin duda, más agradable.



En un mismo espacio, se encuentra decoración, mobiliario, moda, accesorios, galería de arte y revistas, papelería. Además, se puede tomar un tentempié en su café.

(© Fotos DO)


Sin ir lejos y hablando de cositas ricas para beber y comer, anhelo visitar La Magdalena de Proust (Regueros, 8. www.lamagdalenadeproust.com).



Es otro multiespacio para realizar compras suculentas realmente naturales; tomar pan rico; hacer un curso de cocina y recuperar el gusto por los sabores que encienden un botón mágico y evocan deliciosos recuerdos.





(© Fotos La Magdalena de P.)


Como aquella magdalena, la más literaria de la historia. Como esas sensaciones, pequeños escalofríos que emocionan y que hay perseguir... constantemente, sin descanso.

miércoles, 4 de enero de 2012

Perfumes a medida

El mundo de los aromas es infinito. Los hay que despiertan los recuerdos; encienden el deseo; hacen sentir, sencillamente, bien o no gustan nada de nada. Conocedores de esta rica paleta de matices, exquisitos profesionales ponen sus excelsas narices al servicio de los clientes que buscan su perfume. El suyo y el de nadie más.

Como Ana Corsini, establecida en ese multiespacio tan coqueto llamado Federica & Co (Hermosilla, 26). Formada en Francia, ante el cliente despliega una suerte de esencias y le guía en la búsqueda de las notas de salida, de fondo y de corazón que a él le fascinan, es decir, esos ingredientes –y no otros- que emocionan y sacuden a su alma.


Corsini apunta que ellos se inclinan por cítricos como la bergamota y maderas como el sándalo o vetiver. También los hay que se dejan llevar ante notas florales mientras que ellas, las más jóvenes, se quedan con las notas masculinas. 


Yo adoro el aroma a nardo...


(© Fotos Ana Corsini)

En Isolée (Claudio Coello, 55, www.isolee.com), arrasa Blood. Absolutamente revolucionarios siguen los patrones de los grupos sanguíneos: 0, A, B y AB. Tienen las características que recuerdan a elementos vegetales o minerales que, según sus investigaciones, casan con cada uno. Así, en el B, por ejemplo, predomina la manzana roja, la cereza negra y otras notas metálicas. Sin embargo, el AB es una fragancia mineral con aluminio, piedra y madera de cedro. 


Como transgresora es la casa Escentric Molecules, basada en moléculas o, traducido en un lenguaje más cercano, digamos que en sensaciones que cambian en cada persona. 


(© Fotos Isolee)

Y es que, destaca José Luis Robles, responsable de la tienda, “somos nosotros los que hacemos que huela de una manera particular al reaccionar con nuestros componentes cutáneos, con nuestras hormonas”.


Hace tan sólo unas semanas, Lorenzo Villoresi presentaba en sociedad sus mayores tesoros, ya a la venta en BoMonde (Campoamor, 10. www.bomonde.es). Junto con las creaciones del florentino, además, Fornasetti o Maître Parfumeur et Gantier, con un plus de autenticidad, calidad y magia que adoran los iniciados en este mundo.

(© Foto BoMonde)


Mikel Santamaría regenta Bint-Suke (Travesía de Belén, 2. www.bint-suke.blogspot.com). Apenas unos productos componen su excelente carta de presentación; como la emblemática casa Lubin, creada en la Francia encendida y revolucionara, y cuya fama se extendió gracias a la Emperatriz Josefina y Paulina Bonaparte, Princesa de Borgese. 

(© Foto Bint-Suke)

Ahora, se reeditan diamantes en bruto como Black Jade, la favorita de María Antonieta. Para ellos, Fígaro, valiente y seductor, como el libertino personaje que lo inspiró. 

Y Sara Carner, por su parte, busca conexiones entre esencias y emociones reales. En Carner Barcelona (Diagonal, 600. www.carnerbarcelona.com) comercializa perfumes, dice, “solo aptos para aquellos que eligen el lujo que supone el sentirse únicos e irrepetibles”. Sus últimos lanzamientos son Tardes, D600 y Cuirs, refinadas, genuinas.
(© Foto Carner)

El mundo de los aromas: infinito y seductor...