Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Volver a empezar

Cuando corro ordeno mis pensamientos. Esta mañana, corrí hasta Nigüella y estructuré mentalmente este post, ahora no sé por dónde empezar. Lo haré con estas dos fotos: Para algunas personas que os asomáis a este blog no significarán nada, pero para otras muchas, sí. Hoy ha sido el último día que ha abierto la panadería de Jesús, en nuestro pueblo. Él tomó el relevo de sus padres y desde entonces, cada día, domingos y festivos incluidos, ha amasado y horneado esta maravilla de pan.  Ya no lo hará más. Se jubila y espero que disfrute mucho de su tiempo libre. Ojalá afronte esta nueva etapa sabiendo que ha cumplido un papel importante: Nos ha hecho muy felices. Sí, a través de un alimento tan básico nos ha hecho muy felices. Cuántas veces al comer mi parte favorita, el cuscurro, he exclamado: ¡Este pan es gloria!. Pues bien, si no me los quitan hoy, me quedan cuatro cuscurros.  Decía que iba a ser un post desordenado. Continúo. Ayer corrí mi primera San Silvestre, en Morata, junto a Merch

Entradas más recientes

Afortunadamente, otro año lector III

Afortunadamente, otro año lector II

Afortunadamente, otro año lector I

Tres libros conmovedores

Pasado, presente y futuro

Saramago, infinito

Librerías, guardianas de felicidad

Agua y jabón, más allá de la elegancia

3 lecturas que son un bálsamo

Hace 20 años