lunes, 6 de diciembre de 2010

Por una sonrisa

Nuevas y gratas sensaciones. Como provocar una sonrisa y conseguir un beso por un pequeño regalo. Quizás una postal y tan sólo unas palabras, pero también un juguete y un cuento, que gustan a niños y a mayores.

Pequeñita, así es Copperpot (Espíritu Santo, 28. Madrid. www.copperpot.es) a medio paso de la calle  Espíritu Santo y a uno de la Plaza del Dos de Mayo.  




Cuentos en varios idiomas con ilustraciones y mensajes inolvidables, pegatinas, juguetes sumamente didácticos y sí, geniales.



(© Fotos: Copperpot)

En definitiva, bellos detalles para todos los presupuesto.

Idéntica filosofía rige Nest (Plaza San Ildefonso, 3. Madrid. www.nest-boutique.com). Si los lugares admitiesen adjetivos que casan con las personas, éste sería dulce. Tanto como lo es Nadine, su propietaria y magnífica rastreadora de los artículos más sencillos y bonitos. 




Por ejemplo, papel y sobres para cartas, sí porque todavía se escriben, así como postales, tarjetitas, papel para envolver, etc. 




(© Fotos: Nest)

También, baberos y pijamitas para bebés, luminarias y un sinfín de estrellas, campanas y otras figuras de cartón, cerámica o fieltro para adornar la casa por Navidad y, por qué no, siempre.

De pequeña leí mil y un libros del Barco de Vapor, pero no tuve cuentos con purpurina ni pegatinas de Tarta de Fresa o de otro ser de fantasía. Ahora, poquito a poco, colecciono y comparto con Claudia todos. Como los de El Hada Trabalenguas (Blasco de Garay, 11. Madrid. www.elhadatrabalenguas.com).

Afortunadamente, por encima de las cosas siguen importando las personas. Si Nadine y su tienda son dulces, casi como un cupcake, Verónica ¡¡¡es como un Kinder Bueno!!! Derrocha amabilidad y una pasión por las letras que la convierten en la mejor asesora. En su librería, además de actividades lúdicas y creativas como cuentacuentos en varios idiomas, y juguetes como los de Djeco, por supuesto, se hallan los volúmenes más adecuados en función de la edad y carácter de los pequeños. Y claro está para mayores, porque unas líneas sencillas también pueden ser el mejor mensaje de amor…

Como prueba, un botón. Bueno, varios:

Me encanta, Minne-Natali Fortier
Mi casa azul, Alain Serres-Edmée Cannard
Te regalo un cuento, Jorge Gonzalvo-Cecilia Varela
Princesas olvidadas o desconocidasPhilippe Lechermeier-Rébecca Dautremer

5 comentarios:

  1. Me has dejado sin palabras María, y eso es algo muy raro en una librera...Gracias por tus palabras...
    Vero

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Vero. Nos vemos pronto, un besito.

    ResponderEliminar
  3. Hola cielooo!! axabod e conocer tu blog buscando en el google algunas fotos de unas tiendas vintage que conocí cuando he estado en Madrid de puente! Y me ha encantado el reportaje post que le has dedicado y tu blo! Así que ya tienes una seguidora másss!!

    Te invito a pasarte por el mío si te apetecee! =)
    UN besazooooo

    Marya*

    ResponderEliminar