jueves, 7 de abril de 2011

Mucho más que museos

Por ver sus fondos y no perderme las muestras temporales, vuelvo una y otra vez a los museos y centros de arte de Madrid. Entre mis favoritos, sin duda, el Reina Sofía, el Thyssen y la Fundación Mapfre.

Además, cuentan con tiendas en las que es una gozada detenerse, antes o después, y reparar, sobre todo, en los libros que reúnen. Pero hay mucho más. Éstas son mis favoritas:

Museo Thyssen (Pº del Prado, 8. www.museothyssen.org). No es preciso pagar entrada para concederse una sesión de shopping en toda regla. Cuenta con una ingente selección bibliográfica y el apartado infantil es una delicia. 

Son famosas las sedas pintadas a mano y joyas que, en exclusiva, realizan diseñadores inspirándose en los cuadros de la colección.





(© Fotos Museo Thyssen)

CaixaForum (Pº del Prado, 36. www.obrasocial.lacaixa.es). Herzog y de Meuron fueron los encargados de rehabilitar la antigua central eléctrica del Mediodía y convertirla en el mejor escaparate de la Fundación La Caixa.

Su tienda es Laie, mítica librería presente en otras entidades culturales de Cataluña. Aquí como allá, ha marcado un estilo propio y su mayor valor son sus más de 5.000 referencias sobre diseño, fotografía, arquitectura, literatura infantil, ensayo y narrativa.



(© Foto Laie)

Junto a las letras, infinidad de gadgets a la última, también para niños.

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Ronda de Atocha, 2.  www.museoreinasofia.es). Es el último vértice del llamado triángulo del arte. Como la mayoría, fruto de la remodelación acometida por Jean Nouvel, ha introducido una espectacular tienda en su oferta. 

Y cabe decir que la del MNCARS, propiedad de La Central, deslumbra y supera las expectativas sobre todo en lo que a libros y cultura se refiere. Son más de 440 metros cuadrados, con 65.000 títulos especializados en Humanidades y toda la bibliografía relacionada con las actividades pasadas y presentes del museo.

Fundación Mapfre (Pº de Recoletos, 23. www.mapfre.com). Imprescindible cuando el objetivo es descubrir, emocionarse y sentir ante un lienzo o una fotografía. Su tienda está gestionada asimismo por La Central. Son éxito de ventas los títulos y objetos vinculados a cada muestra; si bien, es una buena pista para hallar la bibliografía precisa para introducirse o profundizar en todos los movimientos y corrientes. Sin olvidar, las secciones de fotografía, literatura y títulos para los más pequeños.

Por otro lado, la firma Kikkerland se ha convertido en la favorita gracias a sus simpáticas y útiles cositas para el hogar, la oficina, etc.

Museo del Romanticismo (San Mateo, 13. www.museoromanticismo.mcu.es). Fue uno de los primeros museos que visité al llegar a Madrid. Me fascinó ver el despacho en el que escribía Larra (¡Qué cosas!). Con una atmósfera única, a través de pinturas, muebles, miniaturas y otras artes decorativas permite descubrir un período tan fructífero como el Romanticismo.

Y tras el disfrute sensorial, se pueden comprar los libros de autores como Blake, Goethe o Brontë así como Bécquer, Zorrilla o Larra. Y abanicos pintados a mano, sombrillas de encaje, juegos de té, réplicas de las piezas y un largo etcétera.

Ah, y su café es una delicia… con jardín interior incluido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario