lunes, 12 de mayo de 2014

Todas esas cositas

Cuando era pequeña nunca tuve pegatinas de Tarta de Fresa ni de otras muñecas, de esas que tenían purpurina. El objeto más preciado que conseguí fue un estuche de plástico rígido, color amarillo. Eso y unas mini pinzas y unos mini imanes que me regaló Aurora, la practicante amiga de mi madre.

No tenía rotuladores ni bolígrafos chulos. Tenía los básicos y necesarios. 

Ahora, me encanta abrir el estuche de Claudia y mirar todo lo que guarda. Por eso, echo de menos que a Pamplona no haya llegado Tiger (www.tiger-stores.es) ni tiendas como Soufflé (www.soufflemadrid.com). 





Y aunque no soy nada manitas y suspendía Plástica, me gusta tener celos con dibujos y colores; cordones y pegatinas que luego no sé cómo utilizar.






El hecho de no tenerlas en la infancia hace que, ahora que soy adulta, disfrute en espacios como Soufflé, lleno de caprichos y cositas bonitas. 



(© Fotos Soufflé)

¿Quién se anima a abrir algo parecido en Pamplona? Prometo comprar casi todas las semanas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario