jueves, 23 de junio de 2016

The Edible Camino

Hace tiempo que no escribo. Necesitaba encontrar un buen motivo para hacerlo y una visita inesperada me lo ha brindado. 

No es la primera vez que afirmo que, gracias al Camino y a Check In Rioja, he podido conocer a personas con las que, de otro modo, nunca hubiese contactado, charlado y creado un vínculo especial.   La mayoría regresa de forma inesperada, a través de un mensaje o, incluso, en persona. Y yo me siento muy afortunada.

Ayer volví a encontrarme con Tomer y Courtney. Él es de Israel y ella de USA, ambos estuvieron en el albergue hace dos años, en dos ocasiones. Y es que recorrían el Camino hasta tres veces, en tres estaciones diferentes. ¿Por qué? Por un interesante proyecto, The Edible Camino: A Pilgrim's Guide, sobre el que yo incluyo unas pinceladas en mi libro, ¡Continúa caminando!.




Hace apenas tres días, recibí una gran sorpresa cuando pasaron por Check In Rioja, le pidieron mi teléfono a mi hermano y me llamaron. Ayer nos encontramos, e intercambiar nuestros libros fue muy emocionante. Y es que, cuando nos conocimos, acariciábamos el sueño de publicarlos, pero ni ellos ni yo sabíamos que lo lograríamos. 

The Edible Camino: A Pilgrim's Guide es altamente recomendable para quienes sienten pasión o curiosidad por la botánica y, claro, por el Camino de Santiago. Recoge los hallazgos de esta pareja a lo largo de los kilómetros que separan Saint-Jean Pied de Port y Santiago de Compostela. Es decir, frutos y frutas, hongos, hierbas y raíces silvestres y comestibles. 





Caminaron con los ojos bien abiertos y sin prisa alguna. Necesitaban observar, fotografiar y recolectar. Luego, ya en el albergue, documentaban y registraban imágenes e información y, sí, también ideaban y cocinaban deliciosas y originales recetas. ¡Todavía recuerdo aquella rica tostada de queso, higos y mostaza silvestre que tomamos en Check In Rioja!

Ambos han realizado un trabajo exhaustivo y han invertido energía física al caminar cargados con el ordenador y algún que otro libro. Se han ocupado de la edición y también han realizado los dibujos que acompañan a cada entrada. Courtney es la autora de las delicadas ilustraciones. 




(© Fotos The Edible Camino)


Y ahora, por si esto fuera poco, recorren los kilómetros que tantas veces siguieron, paso a paso, en un coche con el maletero cargado de libros y con el objetivo de difundir su trabajo. 

A mí, que me fascinan ambos asuntos, botánica y Camino, me ha encantado esta pequeña joya. Sé que volveré a 'perseguir' las flechas amarillas, será antes o después, y lo haré con la guía de Tomer y Courtney bajo el brazo. Porque, efectivamente, el peso es una cuestión clave, pero su libro bien merece prescindir de un par de calcetines... 

The Edible Camino: A Pilgrim's Guide se puede adquirir a través de Amazon.


Keep walking!

No hay comentarios:

Publicar un comentario