lunes, 29 de abril de 2013

Mermelada y cuchara

Mi madre podría tener una fábrica. Pequeñita, no un proyecto ambicioso. Podría tenerla no solo de mermeladas sino también de paellas, sopa de cebolla, membrillo...

No sigue ninguna receta y añade más o menos azúcar según se siente.

Melocotón. Ciruela. Tomate. Cereza. Calabaza y coco. Fresa. Pimiento verde.

Adoro las mermeladas. Tomar la cuchara y terminar el bote. Luego, llega el arrepentimiento, pero ¡¡y lo rica que estaba!! Por eso, reivindico -para mí y para nadie más- una nueva profesión: Quiero ser catadora de mermeladas y confituras. También me pido serlo de miel. Y de helados. Sí, de helados, también.

Podría estar todo el tiempo probando las de Delishop (www.delishop.es). Por ejemplo, la de fresas del Ampurdán recogidas en agosto. Es mi favorita.




De kiwi y plátano, tomate, higo, frutos rojos y naranja amarga.



(© Fotos Delishop)

En Petra Mora (www.petramora.com) encontré mi perdición. Y es que la selección es abrumadora. Son pequeños botes, perfectos, por lo tanto, para una cata placentera. A solas, sin compartir.  

Entre todas, me quedo con una: fresas y Campari. 




(© Foto Petra Mora)

Las hermanas Domínguez han apostado por productores de prestigio, calidad y tradición. En este caso se trata de Solal (www.solalsanaconfitura.es).

Esta empresa gallega, además, vende en su página online -es un regalAZO-.




La combinación de sabores rompe estereotipos. Apenas se encuentran clásicos y sí delicias como melón, piña y vainilla, limón y canela, zanahoria... Y todos los ingredientes son naturales. 




 (© Fotos Solal)

Me espera una cajita con varios sabores. Y una cuchara. Pronto adivinaré cuál es mi favorita. O favoritas...


No hay comentarios:

Publicar un comentario