lunes, 21 de octubre de 2013

Desayuno y oficina

Desde que decidí trabajar sola, rodeada de gente especial, pero sola, he tenido varias oficinas. 

En mi casa, en habitaciones y espacios comunes de los hoteles que, por trabajo, he visitado y también en algún rinconcito en el que desayuno y consigo que los negocios sean un placer. Hoy, que regreso a Madrid por trabajo, vuelvo a mis oficinas.

Me gusta Olivia te cuida (www.oliviatecuida.com) y me encanta Xanacuk (www.xanacuk.com). 




Porque Clara y Bianca, las pequeñas de la casa, piden la merienda y 'pescan' galletas de la abuela, mientras sus padres van de un lado a otro. 

Porque la oferta es natural. Muy natural. Para tomar, llevar o comprar ingredientes y cocinar en casa.

Hay zumos pensados por ti pero también te dejan libertad para elegir. Y yo siempre decido que tenga mucho jengibre, tanto que pique y que me cargue la pila.





Como pica el rábano de mi sándwich favorito. Calentito, con pan rico e ingredientes apetecibles, ligeros.





(© Fotos Xanacuk)

Y a media tarde, con el té, quizá el bizcocho sale del horno y, como cortesía de la casa, tienes la suerte de probar un dulce bocado.

Regreso a Madrid, a mi oficina. A Xanacuk.

No hay comentarios:

Publicar un comentario