lunes, 20 de octubre de 2014

#viajaralariojana



Soy medio riojana. Y en estos momentos, vivo entre Pamplona y Logroño.

Por suerte, y por tener los padres que tengo, he viajado; me he aproximado también a los lugares cercanos, e incluso, he caminado y cruzado parte de La Rioja, siguiendo las flechas amarillas. Llegaba de Navarra y me fui a Burgos. 

Pero nunca es suficiente para descubrir la gran belleza que tiene esta tierra, la de mi padre, la de mis antepasados.

Este fin de semana lo he dedicado a #viajaralariojana

He paseado por San Vicente de la Sonsierra y por los campos de Ábalos. Cuando la luz del sol, de este sol de octubre que tanto calienta, empezaba a ser más anaranjada, recorrí sus campos de viñas, olivos, higueras y zarzales. Entre las rocas, descubrí lagares que evidencian actividad vitivinícola antiquísima.

También subí al cielo. Lo hice en globo (www.globosarcoiris.com). Impensable tratándose de mí, que tan poco aventurera soy. Subí y, aunque al principio mis piernas no se movían porque si lo hacían, no dejaban de temblar, fue una experiencia maravillosa.





El aire te envuelve y silencia casi todo. Menos los ladridos de los perros, allí abajo. Observé corzos correr, y cómo los pueblos y sus urbanizaciones de nueva construcción parecen dibujados con escuadra y cartabón.

Es una sensación de calma. Volvería a subir al cielo riojano y observar sus pueblos, sus bosques, las curvas del río, las piscinas en las que ya nadie se baña, los huertos tan generosos, las tareas de una vendimia que este año va retrasada y esas viñas que, poco a poco, empiezan a enrojecer.



(© Fotos La Rioja Turismo)


Subí a un punto de Álava que regala unas espectaculares vistas de La Rioja. Fue en el Puerto de Herrera, donde además compartí picnic y buen vino entre amigos.

Pero queda mucho más en esta tierra, como la sierra de Cebollera, la de Cantabria, la de la Demanda o la de Cameros.  Monasterios, castillos, bodegas, iglesias y ermitas, y quedan tantas y tantas patatas a la riojana que probar... que, tras este fin de semana en el que no me marché lejos y me quedé en lo cercano, vuelvo a decir aquello de:

¡Todos a La Rioja! ¡Todos a #viajaralariojana ya!

No hay comentarios:

Publicar un comentario