lunes, 14 de septiembre de 2015

Autobombo, ¡Sí, señor!

Vuelvo a hablar de mi libro. Es imposible que entre quienes leen este pequeño blog, si es que todavía queda algún fiel lector, haya alguien que no sepa que en mayo autopubliqué mi primer libro:

¡Continúa caminando! Un albergue en el Camino de Santiago




Y como la cosa va de 'auto': edición, distribución, comunicación y, casi, venta puerta a puerta... pues hoy me dedico una ración de ¡¡¡autobombo!!!

Quienes ya han leído mi pequeña obra y se han puesto en contacto conmigo, me han hecho llegar palabras de gratitud. Aseguran que han leído unas páginas que hubiesen querido escribir ellos mismos. Es así porque han reconocido emociones que vivieron gracias a esa experiencia que supone seguir las flechas amarillas. 




Efectivamente, trata de eso, de emociones, sentimientos... Puede que demasiado. Incluso hay quien me ha felicitado por ser valiente y mostrarme tal cual soy. No es una guía del Camino, por tanto, ni tampoco un libro de autoayuda. Tiene más de relato biográfico... no sé. 

Yo no he podido volver a leerlo. Ni un solo capítulo porque me duele un poquito. Mi vida no es la que imaginé hace apenas 3 meses. Y las palabras que cierran este pequeño relato, de hecho, ya no son realidad.





Pero la vida sigue y hay que continuar caminando. Así que el próximo jueves, 17 de septiembre, a partir de las 19.30 horas, estaré en Café Teo (Compañía, 9. Frente al Albergue Municipal de Peregrinos. Pamplona) enfrentándome a mis tristezas y sumergiéndome de nuevo en el libro que, con tanto amor, escribí. 

Por las 108 páginas desfilan personas, peregrinos que he encontrado en mis dos Caminos o en Check In Rioja y que han sido fuente de inspiración. Y es que la mayoría son ejemplos de superación.




Me encanta la idea de que el Café Teo sea el escenario de mi presentación. Me gusta porque, aunque en Pamplona paso mucho tiempo en casa y no en la calle y en sus cafés, éste es realmente especial.

Es así porque su propietario es amable y tiene unos dulces, que elabora su pareja, deliciosos. Me gusta porque, al estar tan cerca de la Escuela Oficial de Idiomas, reúne a estudiantes que intercambian conversación.

Cuando decidimos trasladarnos a vivir a Pamplona y buscábamos piso, el primero que visitamos está justo al lado y, al verlo, con su cartel en ese azul que tanto me gusta, pensé que era un lugar realmente apetecible para desayunar y pasar buenos ratos. Al final no soy vecina, pero procuro visitarlo.

Lo dicho, el próximo jueves, 17 de septiembre, a partir de las 19.30 horas, presentación de mi primer libro en Café Teo (Compañía, 9). 

Espero no estar sola así que... ¡estáis todos invitad@s!

No hay comentarios:

Publicar un comentario