martes, 17 de octubre de 2017

Tiendas no solo bonitas

Supongo que este blog vuelve a sus orígenes, cuando casi casi era una guía sobre Madrid: tiendas, bares, restaurantes, exposiciones...

Aquellos lectores que preferís mi vena sensible, y un poquito intensa, permitidme un tiempo para asimilar todo lo que me ofrece la ciudad, que es mucho. 

Dicho esto, en estas últimas semanas, he descubierto algunas tiendas muy especiales y me gustaría compartirlas. Aunque a mí no me gusta demasiado ir de compras, me conquistan los espacios bonitos. Y estos, sin duda, lo son. 

Zubi. Entrevisté a las hermanas Zubizarreta hace unos meses para El Hedonista y conocerles a ellas y su espacio estaba en mi lista de pendientes. 




(© Zubi)

No diré más porque podéis conocer su proyecto en la citada entrevista. Bueno, remarcaré que es de obligada visita cuando se buscan bolsos, accesorios y objetos realmente especiales. 

Ropa Chica. Leo las etiquetas de las prendas que deseo adquirir y considero muy importante no participar de la explotación a personas que practican las grandes marcas. 






Por eso y porque es de líneas sencillas, me ha gustado esta firma pequeñita fundada por Carola Huidrobo. Ella fabrica en España y los tejidos proceden de aquí así como de Portugal y de Francia. 



(© Ropa Chica)


Meet. En la calle Palma es otra dirección realmente singular con moda y artículos, también papelería, seleccionados con mucho sentido.




(© Meet)


Pinkoco. Bajo este nombre se encuentran dos propuestas. Por un lado, una tienda de muebles y objetos, y por otro, un bar muy agradable. El primer espacio está en el número 15 de Piamonte y el segundo, apenas a unos metros de distancia, en Santo Tomé, 8. 

Henna Morena. Especializada en fitoterapia y productos para el cabello, es el proyecto de Sandra Vivancos. La fundó en Barcelona y trabaja en red con proyectos éticos y solidarios en India, Grecia y Burkina Faso.

Me gustó que la persona que me atendió no quiso venderme nada. Observó mi pelo y dijo que no necesitaba ningún producto. Admito que solo utilizo champú y un acondicionador sin parabenos ni siliconas y otros aditivos, pero ninguna mascarilla. 

Si la necesito, volverá a esta bonita tienda y quizá me anime a probar alguno de sus aceites.

Papiroga. Yo que casi nunca me cambio de pendientes y que carezco de estilo para lucir un collar o el complemento más básico, sentí fascinación por la nueva colección de esta marca también española. 





(© Papiroga)



Estoy convencida de que lucir una de sus creaciones consigue cambiar tu humor, como ellas sugieren.

Cocol. De reciente apertura en la Plaza de la Paja, reúne objetos de marcado carácter mediterráneo. Destacan los materiales de calidad y apetece llevarse todo: telas, cestos, cerámica... Sí, hasta esa boina de un favorecedor tono rosa de la conocida casa Elosegui


 

(© CyC)


¡Sigo explorando Madrid porque me queda mucho!


No hay comentarios:

Publicar un comentario