lunes, 5 de septiembre de 2011

Más desayunos, ¡¡por favor!!

Dije que me gustaba desayunar. Me fascina, tanto que puedo pasar sin comer o cenar pero me derrito ante un buen festín matinal. Preparado con amor y buena cía, delirio asegurado...

En estos días he descubierto un lugar increíble, adorable... Es Mamá Framboise (Fernando VI, 26. www.mamaframboise.com), genial proyecto del también adorable Ángel.



Creció al calor del horno, entre el reconfortante aroma y el crujiente sabor del pan. Pronto, en la panadería de su padre, en el municipio toledano de Torrijos, soñó con mantequilla y delicada bollería francesa. Ahora, amasa, hornea y espolvorea azúcar sobre las exquisitas especialidades de su primera pastelería y saloncito de té. 





Para deleite de todos, 15 tartaletas de sabores diferentes, cruasanes –imposibles de olvidar-, magdalenas, bizcochos de cacao o limón… En definitiva, sabores limpios, masas madre y, por supuesto, mucho mimo y dulzura en la elaboración.



(© Fotos Mama Framboise) 

La tostada de brioche hace enmudecer... Umm, ¡qué bueno!

2 comentarios:

  1. Todo se ve realmente delicioso... vivo algo lejos... pero iré en cuanto baje a Madrid...

    ResponderEliminar
  2. ¿Te cuento otro plan realmente especial y que puede ser una deliciosa sorpresa? El brunch del Hotel Urban.

    ResponderEliminar