lunes, 2 de junio de 2014

Esto es una piscinACA

Cuando digo que nuestro viaje de novios terminó en Benidorm todo el mundo parpadea repetidamente y no sabe qué decir.

Sí, en Benidorm ¿y qué?

Bueno, a unos kilómetros de allí, pero a la distancia justa para admirar su skyline. Porque lo tiene y, a mí que los rascacielos me dejan sin palabras, esta silueta justo frente al mar, me fascinó.

Nuestro viaje de novios tuvo como parada final el Hotel Asia Gardens (www.asiagardens.es).

Es un jardín botánico con hotel incluido. Sus dimensiones son tan grandes que no pude apartarme del mapa y, aún así, me perdí. Pero hacerlo dentro de tanta vegetación fue un gusto.

El spa... maravilloso, cierto, pero si de algo no puedo olvidarme es de esa piscinACA.




Sí, así escrito. Con esas letras, las nueve, y las últimas en mayúsculas. Porque tenía el agua templada, cristalina y con la profundidad adecuada. Yo debí salir cuando mis manos y mis pies no admitían más arrugas.

En Asia Gardens existen más piscinas en las que sumergirse ya que el agua es uno de los motores de este maravilloso hotel. Es vida para las plantas y los peces que en él habitan, y recreo para los huéspedes. Hay más, como digo, y en algunas no está permitida la entrada de niños (¡BIEN!).



(© Fotos Asia Gardens)

No es preciso viajar a Asia si no se tiene tiempo o dinero. Basta con meter moneditas en una hucha y reservar un fin de semana a unos kilómetros de Benidorm. 

La escapada merece la pena... Si volviera a casarme tengo claro dónde terminaría mi viaje de novios. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario