lunes, 16 de febrero de 2015

De alfajores y madera

Cuando vives en una ciudad pequeña estás más atento a los estímulos externos. Me refiero a conciertos, mercadillos, exposiciones, charlas o cursos.

En Madrid siempre hay propuestas de ocio, si no tienes entradas para ésta, conseguirás para aquella. En Pamplona, cambia el asunto. Desde que vivo aquí, presto atención a la programación teatral y musical, repaso la sección de agenda semanal del periódico y me paro para leer los carteles que encuentro en la calle. Quizá suene un poco duro, pero la realidad es que para algo que se puede hacer interesante, no dudo ni un segundo en hacerlo. 

Recientemente, en el Mercado de Santo Domingo, abrió Zentral. Es un espacio que acoge actuaciones de diferentes géneros y también un mercadillo. Fue ayer, y claro, yo tenía anotada la cita en el móvil desde hacia semanas. 

Y mereció la pena. 

Saludé a Ece Ozturk, creadora con sus manos y con mucho amor, de unos alfajores riquísimos. La conoceréis como Dulce de Flecha. Y yo que nunca he sentido debilidad por este dulce argentino, debí tragarme mis palabras y un par de ellos, con sumo placer. 




(© Fotos Cyc)

Como esta ciudad es así de chiquitita, resulta que somos vecinas. Y como las redes sociales tienden lazos sorprendentes, ayer nos pusimos cara aunque nos conocíamos a través de Instagram. Nos seguimos mutuamente. 

En Zentral Market también descubrí a Ángela, de Madera & Mentha. Recupera muebles y les imprime un bonito aire nórdico. Conmigo se vino una mesilla de noche de color mostaza que quedará perfecta en nuestro hostel Check In Rioja.





(© Fotos Madera&Mentha; Cyc)


No es verdad que en las ciudades pequeñas no haya actividad ni mentes inquietas que se muevan. Los hay pero hay que saber buscarlos y no perder ni la más mínima ocasión. Cuando se encuentran, se les reconoce más mérito si cabe. 

La vida pausada en una ciudad como Pamplona tiene más cosas positivas de lo que parece.

Por cierto, y esta semana ha abierto una tienda de Tiger a un paso de mi casa. ¡Y eso también es un motivo de alegría!

No hay comentarios:

Publicar un comentario