miércoles, 30 de mayo de 2012

Madrid camaleónica

Por más que paseo con calma o corro con energía, esta ciudad no termina. Por donde anduve hay algo que no reconozco, seguro. Madrid se transforma y presume de novedades.

Donde antes hubo unos bares, tiendas o restaurantes ahora quizá haya otras historias. El esqueleto no cambia, pero la ciudad resulta más camaleónica que nunca.

No hay que ir lejos; basta con elegir apenas unas calles y detenerse a observar, escuchar, oler...

La Fábrica (www.lafabricaeditorial.com) estrenó ubicación y yo la revisité, ahora, en la calle Verónica, 13. Siempre me han gustado los libros de fotografía, revistas prohibitivas y tan exquisitas como Matador y las guías de viajes de Wallpaper*, que me invitan a fantasear con regresar a Lisboa, Ámsterdam... Ya mismo. Sin esperar.


(© Foto Phaidon)

Justo al lado, un genial hallazgo: Dale Pedales (www.dalepedales.com) porque ir en bici nunca tuvo más rollo. Ah, y venden otras cositas de piel, corbatas, etc.


(© Foto Dale Pedales)

CaixaForum Madrid (Pº del Prado, 36), claro está, también se renueva periódicamente. Ahora, es posible quedarse extasiado con la muestra Los Ballets Rusos. Carteles, programas, diseños de escenarios y vestuario de ensueño vertebran esta exposición sobre la compañía que, desde 1909 y hasta 1929, dirigió Diághilev.

De aquí a calles como la de San Pedro y tiendas como The 2ND Downtown (San Pedro, 18), que integra la nómina de comerciantes que han puesto en marcha El Mercado de las Ranas.




El primer sábado de mes, de 11.00 a 21.00 horas, esta zona resulta más hiperactiva e interesante, si cabe. Un buen plan para echarse a la calle, adquirir cositas bellas, tomar un té o picar algo y, sobre todo, observar la vida pasar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario