miércoles, 24 de octubre de 2012

Origins y la rosa de Jericó

Una mañana me regalaron una rosa de Jericó. Y esta planta realmente es tan misteriosa que a mí, me infundió miedo.

Según me dijeron, le puse agua. Me marché unos días de casa y al regresar, temí que hubiese crecido en demasía y que yo no pudiera abrir la puerta. No fue así, pero decidí tirarla. Lo siento, sí, fue un regalo. Pero con ella en el salón ni tan siquiera dormía tranquila.

Y es que la rosa de Jericó es conocida como la planta de la resurrección. Tanto que Origins (www.origins.com) la incorpora a la colección Make a DifferenceTM Plus + porque sus propiedades higroscópicas ofrecen a la piel una hidratación duradera.

Con la Hidratante Rejuvenecedora, luce suave, flexible y más joven; la luminosidad es restaurada.




Diseñado para las muy secas, el concentrado emoliente Ultra Riche equilibra, hidrata y rejuvenece.


(© Fotos Origins)

Así, en forma de cremita untuosa, ya no temeré a la rosa de Jericó.



No hay comentarios:

Publicar un comentario