miércoles, 31 de octubre de 2012

¿Quién no sueña con Cartier?

Hay firmas. Y firmas.

Entre las segundas se encuentra Cartier. Más que sinónimo de lujo. Es elegencia. Es magnetismo. Es poder. Es sueño. Es belleza.

Ahora, se puede descubrir, añorar y adorar, en una exposición. La cita es en el Museo Thyssen (www.museothyssen.org), hasta el 17 de febrero.

Sin duda, será la exposición del otoño. El lugar perfecto para resguardarse cualquier tarde azotada por el viento, la lluvia.





Articulada en torno a más de 420 piezas, recorre la Colección Cartier desde sus orígenes, en el París de 1847, y hasta la actualidad.



El dinamismo de los hermanos Cartier y su interés por el arte de las culturas lejanas o antiguas sentaron las bases de la identidad artística de la casa. 





Del estilo Guirnalda al Art Decó de los años 30, de la inspiración china al estilo Tutti Frutti, son más de 165 años de creatividad que esta retrospectiva realza en un amplio recorrido por las múltiples manifestaciones, técnicas y estilos de diseño de sus creaciones.







No me pierdo esta cita de sueños y de fantasía. Porque, ¿quién no sueña con Cartier?

No hay comentarios:

Publicar un comentario