viernes, 22 de febrero de 2013

No es un cupcake

Siempre creí que no me gustarían los cupcakes. Hasta ese cumpleaños en el que María llamó a mi puerta con un cuento, precioso, y uno de estos pastelitos. Era de color violeta, mi favorito.

Lo dejé un día y medio en la mesa. Lo miraba y me preguntaba si estaría rico. Cuando lo probé, no dejé ni una miga, ni una pizquita de azúcar.

(© Foto Alice&Peter)


Estos también parecen deliciosos, pero huelen incluso mejor. Se trata de los perfumes de Alice&Peter (www.alicepeter.com), a la venta, en exclusiva, en BoMonde (www.bomonde.es). De hecho, se presentan bajo el lema: 'Don't eat, spray it'.

A la vista salta que son diseños caprichosos, de colores brillantes y que evocan un tiempo inocente. Quizá el de la infancia, quizá el de los juegos... Apetece tomar uno y saborear, pero no... son una delicia olfativa. Ni más ni menos.

Como Bloody Orange, con cítricos tan refrescantes como la naranja, el limón, el pomelo y la bergamota.

Con corazón de zanahoria, ciclamen, loto, jazmín, comino, azafrán y canela.

Y una base de ámbar, cedro, pachuli, cuero, vainilla, caramelo y almizcle blanco.

Alice&Peter, lo último de BoMonde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario