domingo, 16 de octubre de 2011

Aprendiendo a cocinar

No sé freír un huevo pero me maravillan los lugares en los que enseñan a cocinar y comer saludablemente. Me gustan pero todavía no me he matriculado en uno de sus cursos o actividades.

Son espacios como A Punto (Pelayo, 60. www.apuntolibreria.com) o Kitchen Club (Ballesta, 8. www.kitchenclub.es).

Pensando especialmente en los niños y en aquellos papás que desean inculcarles lo importante que es una alimentación correcta, ha surgido La Cocinita de Chamberí (Trafalgar, 12. www.lacocinita.eslacocinitadechamberi.blogspot.com).




Es el proyecto de Paloma Montón, quien reúne alimentos para todas las edades, también para los bebés. Así hay leches maternizadas, potitos, papillas y galletitas. Luego se les conquista con pastas con formas y colores divertidos, y de harinas integrales. Por otro lado, Paloma presta atención al cada vez más elevado índice de alergias. 




En el apartado lúdico, presenta juegos vinculados a la alimentación, puzles, cocinitas… cuyo objetivo es inculcar de forma sencilla valores esenciales. Y es que con la comida no se juega pero ésta puede ser divertida. De igual forma que se aprende con la lectura de volúmenes sobre salud, nutrición, crianza, etc. Una suerte de biblioteca que, sin duda, resuelve multitud de dudas que surgen en el día a día.







(© Fotos La Cocinita de Chamberí)

Y, claro, los talleres en los que experimentar con nuevas texturas, sabores, colores… e interesantes charlas formativas o del grupo de lactancia que consiste en una amena merienda en la que las mamás comparten experiencias sobre sus bebés. 

En Barcelona, otra pista ineludible: The Cooking Space by Delishop (Pª de Sant Joan, 13. www.delishop.es) con multitud de talleres para pequeños y grandes chefs.



© Foto Delishop)

Debería aprender a cocinar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario