jueves, 10 de noviembre de 2011

Más pompas...

Dije que de pequeña lavaba mis manos en cualquier riachuelo con jabón de gitano. Pero este cotidiano objeto está relacionado, además, con mi infancia porque solía ser un regalo habitual. Sí, pañuelos de hilo y pastillas de jabón. 

Hoy, aunque cambian los tiempos a velocidad de vértigo, vuelven esos gestos que resultan, sencillamente, reconfortantes. Como dejar que el agua y el jabón envuelvan las manos de suavidad y aromas únicos. Tanto que, en la actualidad, se recupera la elaboración jabones de manera artesanal, con ingredientes naturales y presentados con un envoltorio de lujo.

Como Los jabones de mi mujer (www.losjabonesdemimujer.com),  Jabones Siracusa (www.jabonessiracusa.com), Tokyo Milk (www.tokyo-milk.com) o Claus Porto (www.clausporto.com). 

Ahora, mi casa, los cajones de mis armarios y mi piel huelen también a otros aromas. Son los de La gallina feliz (www.jaboneslagallinafeliz.com), proyecto de María Rosa Serra. 

Ella reside en Barcelona, pero los fines de semana se escapa y, a tan solo a unos kilómetros, se sumerge en su paraíso. Otros lo hacen en agua y sus delicados jabones. Y es que en su casa de campo, comenzó a fabricarlos para su uso personal y, hoy por hoy, los comercializa on line.

Utiliza aceites orgánicos, esencias, colorantes, hierbas y flores de cultivo ecológico. Por ejemplo, aceite de coco, oliva o germen de trigo; manteca de cacao, leche de cabra, agua de rosas… Ingredientes, en definitiva, que transmiten serenidad y bienestar.

(© Foto La gallina feliz)

En la Ciudad Condal hay una plaza de belleza y calma inusitadas. San Felipe Neri es su nombre y en el número uno, en una antigua imprenta, huele a jabón. Y está Eliana. Ella abandonó su Buenos Aires natal y como su abuelo, decidió dedicarse a mezclar ingredientes. 


Él fundó Hermanos Sabater (www.shnos.com.ar) en 1937 y, en la actualidad, cuenta además con sucursales en Grecia e Italia. 



La joven ha sumado a la calidad original una imagen atrevida y fascinante que traslada a pastillas clásicas y otras con formas de muñecos, cochecitos… o pétalos que se disuelven en las bañeras más relajantes.


(© Fotos Hnos. Sabater)

Precisamente Barcelona ha sido elegida por la casa israelí Sabon (Valencia, 206) para su desembarco en España. En Manhattan es visita obligada de celebrities y apasionados de su fórmula a partir de sales minerales del Mar Muerto. Si el contenido es excepcional, el continente es de cuento. De absoluto capricho.


Por último, Inés los elabora de arcilla verde, purificante; de romero y jojoba, el preferido por los chicos ya que su piel, antes y después del afeitado, queda tersa; y por supuesto, de rosa mosqueta, hidratación absoluta y un aroma maravilloso.



(© Fotos Jabones del Edén)

Su firma es Jabones del Edén (www.jabonesdeleden.com). Me apetece un baño calentito...

2 comentarios:

  1. ¡Me gustan todos :)))! Aprovecho para recomendarte otros, no los he probado, pero tienen también una pinta espectacular: Olivia jabones de ciudado: http://oliviasoapblog.blogspot.com/. ¡Besotes mil!

    ResponderEliminar