domingo, 15 de enero de 2012

Ay, esas calorías...

No me preocupaban hasta que superé los 30 y tomé conciencia de cuánto me gusta comer. Sigo sin contarlas por no quebrarme la cabeza ya que nunca se me dieron bien los números, pero lo admito: las calorías y yo no nos tenemos simpatía.

En este nuevo año, junto con el propósito de ser rabiosamente feliz, he formulado otro: cuidarme. He decidido, además, hacerlo de forma deliciosa. ¿Contradicción? No, se llama coctelería, sí, pero muy equilibrada. 

Me dan las claves amigos como Carlos Moreno de O'Clock. Él propone una declaración de principios llamada ‘El Tipito’. Consta de 8 cl. de champán, 4 de zumo natural de fresas, 2 de infusión de té verde y tan sólo uno de sirope de agave. Realmente ligero.

(© Foto O'Clock)

Pablo Collantes, en Vintage y antes, precisamente compañero de batallas de Moreno, lo hace con un ‘Mojito mejicano’. A base de tequila blanco, se acompaña de zumo de lima, sirope de agave, una ramita de hierbabuena y agua con gas. 

Para quienes no se resisten a un gin tonic, desde Ramsés, James Misajel hace hincapié en una alternativa: pedirlo con QTonic, que reemplaza el azúcar por agave orgánico. 
(© Foto QTonic)

Cuenta, por tanto, con tan sólo 24, es decir, un 60% menos que el resto e inferior a la mitad de una manzana. Aunque, este barman destaca que 60 ml de ginebra aproximadamente suponen 157.

Y es que las calorías vienen marcadas por el azúcar y los gramos de alcohol puro que, añade Javier de las Muelas de Dry Martini es igual se trate de la bebida que se trate. Su propuesta se llama ‘Beer&Berries’, sugerente mezcla con 45 calorías y rica en ingredientes antioxidantes. 

(© Foto Dry Martini)

Son concretamente: unas gotas de zumo de lima, 1 cl de sirope de fresa, 3 de zumo de pomelo rosa, 8 de zumo de arándanos, 15 de cerveza San Miguel 0,0 Manzana y 6 frutos rojos para adornar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario