martes, 10 de enero de 2012

Ciudades soñadas

Hay ciudades en las que sé que podría vivir. Ya, en este preciso instante. Imagino otra existencia, marcada por otros ritmos. Diferente, todo sería diferente.

Son Berlín, Ámsterdam y a ratos, Barcelona o Nueva York. Más cerca y quizá, por ello, arroja mayor verosimilitud, Bilbao.

Caminaría con la calma que, en Madrid, se escapa por mil y una ranuras. Sin advertir su fuga.

Visitaría a cada rato La Alhóndiga (www.alhondigabilbao.com).  



Observaría los recovecos que muestran aéreos nadadores.


Lectores imperturbables.


Veloces ciclistas.


Luces brillantes.


Y grúas.


Me quedaría con cosas terrenales como compartir el aperitivo en el Iruña, claro.


Con el sabor de tomates en forma de la mitad del corazón. La otra, está al lado.


No dejaría de abrir la boca y los ojos (mucho) al advertir el mar tras el cristal del coche.

(© Fotos Cardamomoyclavo)


Y sentir que fuera hace frío. Bilbao, ciudad soñada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario