viernes, 10 de febrero de 2012

Actitud

Me encanta esta palabra: 'actitud'. Por cómo suena y por su significado, que nunca tengo claro. Algo similar me ocurre con 'cool'.

La cuestión es que me fijo en los chicos (y hombres) que imprimen actitud a su estilo. Y aunque no sé el significado exacto del término, tengo claro que es extensible de cabeza a pies. Precisamente, ahí, en los zapatos es donde muchos pierden puntos.

Indudablemente, el dinero facilita poder elegir modelos como estos:

(© Foto Church's)


Son de Church’s (Jorge Juan, 11). Concretamente, una reedición del modelo Shanghai, original de 1929.

En una calle que me gusta hay una tienda que me apasiona. Es Le marché aux puces (Fernando VI, 2). Es obra del amabilísimo Armín Hildbrandt, que quitó el polvo a los estantes de una antigua librería agrícola y los llenó de estilo.



Cuenta con firmas como Tricker’s. Británica y con gran fama desde 1829.



Evidentes las razones, ¿verdad?

Junto a ésta, la española Preventi delega en manos italianas la creación de su colección más exquisita. Desde el tratamiento de la piel hasta el cosido a mano suponen una oda al paso del tiempo y al envejecimiento noble. 



(© Fotos Le marché aux puces)

Alejado de parámetros clásicos, Suus (Argensola, 4) reúne diseño contemporáneo que escapa de la temporalidad. Así lo demuestra la casa italiana Carol Christian Poell, con piezas numeradas, 100 % artesanales incluido el tacón y pieles como bisonte o caballo.



(© Fotos Suus)


Hacer gala de actitud, bien merece unos ahorros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario