miércoles, 22 de febrero de 2012

Ni cine ni hamburguesas

Nunca comí hamburguesas ni fui al cine. Por excepcional, recuerdo, como si fuera hoy, cuando nuestros padres nos llevaron a ver E.T. y Big. La primera me provocó unas pesadillas tremendas y creo que, entonces, decidí que no me gustaba la oscuridad de la sala.

Y como no comí hamburguesas, ni en el infancia ni en la adolescencia, ahora me cuesta. Si bien, conozco varias direcciones por las que conviene dejarse caer, se tenga o no la costumbre, que siempre hay tiempo para adquirirla.

New York Burger (www.newyorkburger.es). Creación de Óscar Colmenares, amabilísimo y quien, con tesón, se ha metido al público en el bolsillo. Primero abrió en General Yagüe, número 5, y la segunda sucursal se hizo realidad en el 4 de Recoletos (calle no paseo).


Cualquier especialidad es deliciosa y se puede elegir entre tres tamaños diferentes y, por supuesto, el punto de la carne. Si bien, ahora, hasta el 29 de febrero, con motivo de los Oscar ha creado la 'Hamburguesa Hollywood'.

(© Fotos NYB)

Nimu (Desengaño, 14. www.nimurestaurante.com). 10 son las opciones y las hay para casi todos los gustos: de pollo y curry, bacalao y gambas, magret de pato, etc.


E incluso, vegetariana.


Quienes prefieren no arriesgar, adorarán la llamada Gallega Premium. Si bien, la de secreto y presa ibérico, tampoco defrauda. 

(© Fotos NImu)

Las patatas y los aros de cebolla son tan ricos que volvería, una y otra vez, solo por comerlos. E incluso, podría aficionarme a ir al cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario