jueves, 7 de marzo de 2013

Dormir en litera

La primera vez que dormí en una litera fue en Vinuesa. En el campamento de verano. En casa de Selene, también sucedió en más de una ocasión.

Lo hice en Dublín, junto a Jana, Gabi y otras personas que no conocíamos. Y sí, también en ese cumpleaños que celebré durante más de un día. Entonces, busqué alojamiento para mis amigos en el Pop Hostel (www.pophostel.com) de Malasaña. Y me quedé.

He dormido en albergues a lo largo del Camino de Santiago. Es una fórmula que me gusta. No me importa oír ronquidos porque duermo como las mantas y me encanta la idea de compartir espacio con personas de aquí y de allá.

O padeces timidez patológica o terminas hablando y tomándote una cervezas con uno y con dos.

Me gustan los albergues, mucho más desde que mi hermano Nacho construyera el suyo el pasado año. Está en Logroño y se llama Check In Rioja (www.checkinrioja.com).




El pasado 29 de mayo se estrenó como hospitalero y hasta el cierre, a finales de octubre, recibió a más de 3.000 peregrinos.



Reabre sus puertas ahora y estoy segura de que en ésta, su segunda temporada, volverá a recibir a gente llegada de todo el mundo, con sus alegrías y sus penas. Seguro que algo de ellos queda, vivencias, algún que otro libro que olviden y su energía.



(© Fotos Juan Serrano Corbella)

Dormí en él, aquel sábado de mayo en el que celebró este gran sueño con familiares y con quienes más le quieren y han apoyado. Ocupamos litera amigos del Camino, del colegio, del instituto, de toda una vida.

Ahora creo que meteré dos cositas en mi bolsa de tela y pasaré una noche (o dos) cerca de casa. Quiero conocer y vivir U Hostels (Sagasta, 22. www.uhostels.com).




Es un hostel, parece un hotel.

Tiene habitaciones de dos y hasta 12 personas. Estas últimas en litera, claro. Todas con mucho diseño.






Para fomentar el intercambio de experiencias, dispone de sala de cine, bar-restaurante y mucho más. 







(© Fotos U Hostels)


Es el proyecto de Álvaro Hinojosa. Quien, como Nacho, ha dado un giro a su vida. 

Dejó la banca de inversión, trabajó como voluntario en África y la India, viajó por más de 24 países de los cinco continentes y tras visitar multitud de hostels, quiso abrir al público un establecimiento de calidad y buen precio. 

El suyo: a partir de 14 euros. 

Lo dicho, meto dos cositas en la bolsa y duermo fuera de casa. 

6 comentarios:

  1. Super post!
    Quien quiere dormir en un hotel después de leer tu post?
    Muchísimas gracias Maria

    ResponderEliminar
  2. El Pop Hostel!!!! y con Check in Rioja, será el segundo que comparto contigo!!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por traer de nuevo el bienestar de UHostel..he sido la primera venezolana en visitarlo. Volvere, si Dios quiere, el año que viene..

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar