viernes, 22 de marzo de 2013

Y yo me quito el sombrero




Siento admiración por él. Porque Javier Muñoz Calero es un chef con ideas geniales y, por supuesto, buenísima mano en la cocina. 

También me resulta admirable que posea el don de la reinvención, la constancia y la hiperactividad. Ahora, anuncia cambios radicales (que superan el concepto de ‘novedad’) y yo me quito el sombrero por su genial atrevimiento.

Sí, es tiempo de crisis. Pero también de probar, acertar, errar y volver a empezar. Ha quedado claro que nada es seguro y que los proyectos, los sueños y las ilusiones pueden durar un suspiro o una vida ¡Quién sabe! 

¿Por qué no perseguirlos e intentarlo? Lo importante es disfrutar, aprender y sentirse bien. Lo sabe y se atreve este chef madrileño, padre de tres pequeños, que sorprende con un giro en su carrera. Su exitoso restaurante T.A.R.T.A.N cierra sus puertas mañana. Sí, lo hace para trasladarse allende los mares. Concretamente hasta Miami.

Pero su fiel clientela no llorará la perdida durante mucho tiempo. Y es que una versión diferente pero, seguro, con idéntica calidad y tan divertida como la primera pronto llegará a un lugar insospechado de Madrid.

Nada más y nada menos que a la azotea del Círculo de Bellas Artes. Una de mis favoritas. 

Donde han sonado músicas bárbaras, se han mostrado exposiciones de fotografía pero nunca ha habido un bar ni restaurante. Javier Muñoz Calero liderará el primero. Y será una razón más para tomar el ascensor, salir al exterior y enmudecer con las vistas de esta ciudad que algunos tantos amamos: Madrid. Enmudecer con la panorámica y seguir haciéndolo con la gastronomía de este cocinero que convierte las recetas más sencillas en las más honestas y apetecibles.

El proyecto es un restaurante estacional, un seasonal pop-up restaurant, que será una parrilla en primavera-verano y un lodge de montaña en otoño-invierno. 

Javier Muñoz Calero se atreve con más. Falta un tercer reto, muy cerca de su también laureado Perrito Faldero. Pero eso, lo contaré un poquito más adelante.

Enhorabuena, Javi. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario