lunes, 11 de marzo de 2013

Yoga facial

Conocí a María José en clase de Bikram. La semana pasada llegó a casa y me dijo: ¿Sabías que en la cara tenemos más músculos de los que imaginas y que apenas los movemos?

A continuación, me tumbé en la cama y durante casi 40 minutos, me escapé de este mundo.

Sus manos localizaron, calentaron y trabajaron sobre varios puntos de acupuntura de mi cara. Se trata de yoga o reflexología facial. Y funciona. Es belleza y es salud. 

La relajación es inmediata.

El rostro recupera tersura, mejora el tono y se descongestiona. Porque dormiste mucho o nada, porque hace tiempo que no relajas la arruga del ceño o porque estás tan cansada de todo que la mandíbula la aprietas con más fuerza de la que crees.

Es placentero y no lo es. Hay movimiento suaves y otros enérgicos. Se trabaja sobre el sistema nervioso central, se activa la circulación sanguínea y se drenan toxinas.

Y no son los únicos beneficios.

María José los conoce todos y sus manos son un bálsamo.

Más información: mjosantiago@telefonica.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario