miércoles, 26 de septiembre de 2012

Antigüedades, el tiempo sí importa

Si Roma o Ámsterdam tienen un barrio de anticuarios, Madrid aspira a tenerlo. Se dibuja en Huertas, en calles como San Pedro o Moratín. A partir de mañana y hasta el sábado existe una razón más para conocerlo o redescubrirlo: comienza DECORACCIÓN 2012.

Escaparates, restaurantes, calles y un largo etcétera de rincones se transforman gracias al ingenio de grandes diseñadores. Pero volvamos a esta zona, por supuesto, cualquier otro día. 

The 2ND Downtown (San Pedro, 18) es la tienda de Borja Beascoa y Javier Blasco. En ella hacen gala de un criterio estético cultivado en viajes por Tailandia, India, Marruecos o Turquía.


(© Foto The 2ND Downtown)

Especializados en textiles, alfombras y joyería étnica, realizados de forma artesanal, sienten especial debilidad por unos cuencos otomanos de mediados del siglo XIX y una alfombra suzani de Irak de los años 40.

Al cruzar la calle se encuentra otra gran bazar, éste con acento del Norte de Europa. Es Nicolás y Micaela (San Pedro, 9), capitaneado por Juan Sorzo y Juan Castro. 



(© Fotos Nicolás)

Viajan, elijen y restauran muebles y artículos de los años 50 y 60 principalmente de Dinamarca y hoy revalorizados.

Tanto como los que reúnen Nuria Quilis y Luis Bermejo en Passage Privé (Moratín, 29). Todo comenzó con un pequeño rincón vintage en la sastrería de Lander Urquijo para, más tarde, aterrizar en una antigua lechería. 



(© Fotos Passage Privé)

La llenaron de un genial desorden con butacas de madera y metal de un cine francés de los años 40, focos industriales o un escritorio sueco de los 60. 

Cambiamos de barrio. Hace ocho años, Pilar Vidal Laso abrió al público El Anticuario de Belén (Belén, 11). Esta joven de 32 años desarrolló un buen olfato para las subastas en el anticuario que su madre regentaba en su ciudad natal, Gijón. 

(© Foto El Anticuario de Belén)

Mantiene que se ha superado el concepto de las antigüedades como coleccionismo para disfrutarlas, sencillamente, como decoración.

En Bilbao, Persuade (Villarías, 8) demuestra que el tándem moda y antigüedades funciona. Rosa Orrantia y Paul Ziarsolo combinan con maestría piezas eclécticas de alta época y de los años 50, de España así como de Oriente. Impera, en definitiva, la armonía y el buen gusto.


(© Foto Persuade)

Imágenes religiosas y piezas de los siglos XV, XVI… Pero también mobiliario industrial y de oficio, grandes joyas halladas en España, Europa o el lejano Oriente. 


Se multiplica el número de apasionados que rescatan auténticos tesoros con una visión realmente cosmopolita del arte. Y también el de personas que invierten en ellas y otras, como yo, que suspiran...

No hay comentarios:

Publicar un comentario