lunes, 24 de septiembre de 2012

Tónica, ella también triunfa


Fue una bebida controvertida. Dejó de serlo cuando la ginebra la situó en la cima. El gin tonic ha provocado que ella, la tónica, también triunfe. Y el vodka, llamado a convertirse en el digno sucesor del destilado de moda, seguirá llevándola a lo más alto. 

Ya no se trata de beber cualquier etiqueta y sí de conocer las novedades, apreciar sus características y ser un gourmand en cuestión de quinina y otros botánicos. 

Equilibrada y elegante, Markham Premium está inspirada en la India Colonial. Es decir, en aquel lugar y en aquella época que supusieron el nacimiento de este refresco. 

(© Foto Markham)

Precisamente, Sir Clements R. Markham introdujo la quinina para prevenir la malaria. Suave y fresca, su burbuja es fina y su óptima carbonatación le otorga un sabor idóneo ligeramente cítrico. Cada ingrediente es natural.

También lo son los de Fentimans. Conocida por su marcado carácter cítrico, destaca el aceite esencial del limoncillo así como el de lima kaffir y enebro. Sus hojas y raíces fermentan durante siete días según un método utilizado desde 1905. 

(© Foto Fentimans)

Sólo así resulta ligeramente amarga, compleja y exótica tanto en boca como en nariz. En cuanto a las calorías –cada vez más tenidas en cuenta a la hora de elegir una u otra referencia-, son apenas 35 por 100 ml.

Pero si hay una con bajo contenido calórico ésa es Q Tonic con tan sólo 24 kcal, es decir, menos que la mitad de una manzana. Elaborada con quinina, natural y que se recolecta en Los Andes peruanos, el secreto reside, además, en su edulcorante orgánico: agave de México. 


(© Foto QTonic)

Cada marca elige un diseño acorde con su estilo, filosofía. Como la americana Boylan reconocible por su estética creada en 1891 y que, hoy como ayer, triunfa. Otro dato a tener en cuenta es que sustituye los siropes de maíz, habituales en la mayoría de las bebidas refrescantes carbonatadas, por azúcar de caña.


(© Foto Boylan)

El boom es indudable, tanto que hay nombres clásicos que se renuevan. El pasado año Schweppes recuperaba el diseño original de su botella y Elena Arzak y Javier de las Muelas, sus embajadores, presentaban la variedad con pimienta rosa; jengibre y cardamomo así como azahar y lavanda.

La original, con un toque de lima, es perfecta para resaltar los matices de las London Dry más aromáticas. En cuanto a la pimienta rosa, es picante y fortalece la esencia del enebro. De este modo, el trago es más intenso y combina con ginebras florales, pero también con rones viejos y tequilas. El jengibre y cardamomo brindan un guiño oriental y exótico, puro frescor. Y finalmente, la lavanda y azahar encuentran en las ginebras secas –con mayor contenido de enebro- y en los rones blancos su mejor alianza.

El barman catalán es fiel a esta marca porque su burbuja es generosa y no pierde fuerza. Y demuestra que es perfecta en cócteles. Como prueba: 

Feeling Good!: anís estrellado, lima Rose’s, zumo concentrado de maracuyá azucarado, de piña, Bombay Sapphire y Schweppes Heritage original.




Hot Chili Pepper: frambuesas, moras, mermelada de naranja, zumo de arándanos, salvia, vodka infusionado con pimienta de Jamaica, Bombay Sapphire y Schweppes Heritage pimienta rosa.




 Little Dream: romero, sirope de vainilla concentrado y de fresa, frambuesas, lichis, zumo de arándanos, Bombay Sapphire y Schweppes Heritage azahar y lavanda.




Orange Sky: 6 hebras de azafrán, sirope Monín Spicy, una cucharadita de masala dulce, zumo de piña, ginebra Bombay Sapphire y Heritage jengibre y cardamomo.



(© Fotos Javier de las Muelas)


La lista no termina aquí. Recién llegada al mercado español, Ledger's Tonic está elaborada con la quinina procedente del árbol Chinchona Ledgeriana, que crece en India y Java. Además, stevia es el edulcorante natural que contiene y que aporta tan sólo 23 calorías. 




(© Foto Ledger's Tonic)


Está disponible en sabor tradicional, canela, regaliz y mandarina. 

1724, con quinina pura recogida a mano a 1724 metros de altura en el Camino del Inca, renueva ahora su estética.



(© Foto 1724)

Fever Tree –avalada por Ferran Adrià- y Seagram’s –de mano de Coca Cola- son, cómo no, imprescindibles. Y las que están por llegar; no hay que perderlas de vista porque, a veces, la botella no es la mejor pista.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario