lunes, 18 de junio de 2012

Bellísima Barcelona

Barcelona da para mucho. Apenas un fin de semana y de vuelta... no sé por dónde empezar de tanto que hay que contar.

Porque el sol de su Barceloneta quedó en mis hombros, el arroz de Can Solé (Carrer Sant Carles, 4. www.cansole.cat) pasará al archivo de mis momentos memorables y porque reencontrarse con personas especiales y conocer a nuevas con inquietudes afines, es un lujo.

Apenas 48 horas, cierto, pero tiempo para leer el periódico en la piscina del Hotel Claris (Pau Claris, 150. www.derbyhotels.com/Claris).



Con una ubicación diez, un servicio 20 y una calma en dicha azotea, apenas compartida con otras tres personas, que se escapa de cualquier puntuación. Tanto que todo ello... resultó un placer.



(© Fotos Cardamomoyclavo)


Como lo es reencontrarse, siempre, con su director de comunicación, Pepe García. Energía pura y, claro, positiva. Con él, visita diurna al Centro Aragonés, sí, yo que procedo de Zaragoza y que nunca bailé jotas, en este centro cultural hice lo propio al ritmo de la Lambada.

Fue durante el Baile del vermut, que promueven Bodegas Casa Mariol (www.casamariol.com) que, además de vinos muy buenos, alumbran ideas tan geniales como ésta.



(© Foto Casa Mariol)

Gente guapa, gente de la calle, gente divertida, gente mayor y menor... una cita a la que solo Pepe podía llevarme.

Y sólo él podía presentarme a alguien como Ly Leap, propietario del restaurante Indochine (Muntaner, 82. www.indochinebarcelona.com).



(© Foto Indochine)

Más de mil orquídeas, infinidad de variedades, colores y aromas. Sí, algunas de ellas huelen a coco. Y cientos de carpas nadando alrededor de las mesas.

Ly, que procede de Camboya, vivió en París y recaló en Barcelona hace tres décadas, es una fuente de conocimiento. Sí, sabe acerca de la vida y de las pérdidas que cambian la perspectiva y recolocan; sabe, además, de botánica, de la belleza efímera de las flores, de los cítricos que cultiva en la azotea  y sí, por supuesto, sobre gastronomía.

Sus fideos de coco aromatizados con hoja de pándanus, también son parte de mi archivo de cositas memorables e imprescindibles.

Bellísima Barcelona, pronto regreso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario