viernes, 8 de junio de 2012

Japo, no falla

Adoro la cocina japonesa. Desde el sushi a postres como los delicados mochis que, con tanta sensualidad, deboraba la protagonista de 'Mapa de los sonidos de Tokyo'.

Soy feliz en un restaurante normalito y rozo el cielo, con la puntita de los dedos, cuando el establecimiento mima la materia prima, elaboración y puesta en escena.

Mi última ración de felicidad la he degustado en Bistró Sukothay (Pº de la Castellana, 105). Y volvería, qué digo, volveré una y otra vez.



Porque Raquel Medina, su propietaria, ha arriesgado y transformado el otrora clásico salón en un espacio atrevido, que mezcla mobiliario retro e industrial.


Porque se degusta gastronomía original, con el sello del nuevo asesor, Andrés Madrigal.

Y porque llevarse a la boca creaciones como éstas, deja sin palabras.



Sardinas ahumadas sobre hierbas provenzales, jengibre, hojas de mizuna y salmorreta.


Chipirones salteados con tirabeques, setas y curry rojo.

(© Fotos Sukothay)

Y mucho más... tanto que una visita no es suficiente.

2 comentarios:

  1. A comida japonesa é definitivamente para adorar, porque tem muitas coisas para experimentar.
    Este ano pedi por primeira vez comida japonesa delivery sp e adorei!
    Agora pelo menos uma vez por semana faço delivery!

    ResponderEliminar
  2. Sí, es realmente deliciosa! Gracias por el comentario.

    ResponderEliminar